Zoroastro

Es el nombre griego del arcaico profeta persa Zaratustra, que nació, de acuerdo con los estudiosos de las más antiguas religiones, en el impreciso año de 1250 antes de Cristo, con un margen de error de más o menos doscientos cincuenta años.

Nació e hizo su vida en un lugar no exacto de la antigua Persia, hoy Irán. De manera precisa se sabe muy poco de Zaratustra, el hombre. Su presencia real en el mundo está rodeada de enrevesados enigmas y misterios.

Este profeta inspiró la creación del Zoroastrismo, religión lejana en el tiempo y de los más cercanos estantes de bibliotecas del saber occidental, pero si bien lejana en el saber, paradójicamente presente en los cimientos de las religiones occidentales.

La creencia de los opuestos es propia de esta religión, del bien y el mal, del cielo y el infierno, de los ángeles y demonios, la luz contra la oscuridad, el fuego versus el agua.

El concepto que las religiones del mundo occidental tienen del Diablo como tal viene de esta religión, que se perfiló en el mundo cerca de mil años antes de Cristo.

Primero Irán

Los antiguos persas construyeron un imperio en el mundo en sus tiempos de esplendor, el que se denomina en la historia como Imperio Aqueménida, el cual se extendió por la mayor parte del mundo conocido del momento.

Los territorios de los actuales Estados de Turquía, Rusia, Siria, Líbano, Israel, Palestina, Grecia y Egipto, entre otros muchos más, fueron dominados por los persas.

Las conquistas, que se inician entre los años 559 y 530 antes de Cristo, tienen su final con la victoria del macedonio Alejandro Magno en el año 330 antes de nuestra era.

La historia clásica del mundo occidental, que toma a Grecia como ineludible referencia de estudio, registra que esta conquista marca un cambio de rumbo en el pensamiento griego en general, la religión de los griegos toma un rumbo diferente a raíz de la presencia del Zoroastrismo.

Los dioses griegos restaban independencia, los hombres con la inconmensurable intervención de los dioses de su tradición no eran dueños de su destino: estaban a la disposición de cantidad de dioses que actuaban con antojo e imaginación impredecible.

Los griegos al conocer el Zoroastrismo se sintieron más dueños de la vida y sus destinos.

Presencia en el mundo del Zoroastrismo

No obstante el apreciable triunfo en la historia, el Zoroastrismo es una religión minoritaria incluso hasta en la antigua Persia, y así en el mundo.

El Zoroastrismo está entre las religiones más antiguas del mundo, como se ha dicho, su presencia en el globo de la tierra se debiera medir por la calidad de sus aportes a las religiones monoteístas que prevalecen en el mundo.

La cantidad no es un parámetro capaz de leer la importancia de Zoroastrismo. La medición del porcentaje de los adeptos a esta religión en países como India, Pakistán, Irán, Afganistán, Azerbaiyán y Singapur, no registra ni siquiera el uno por ciento entre los creyentes de las restantes religiones.

 

 

Dejar un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar