William Morton

William Thomas Green Morton, es el nombre completo de este famoso odontólogo norteamericano, nacido en Charlton, Massachussets, el día 9 de agosto del año 1819, quien inventó la utilización de la anestesia en la odontología.

Hijo de James Morton y Rebeca Morton, una pareja de granjeros. Estudió en la Baltimore College of Dental Surgery, la escuela pionera en estudios de odontología en el mundo. Para pagarse los estudios, antes tuvo que pasar por diferentes trabajos como comerciante y tipógrafo.

Sus estudios sobre odontología no fueron culminados en el Baltimore College of Dental Surgery, sino, en Hartford, Connecticut, con la tutela de Horace Wells. Contrajo matrimonio en 1843 con Elizabeth Whitman, sin embargo, tuvo como condición de sus suegros, estudiar medicina.

Efectivamente, Morton, se inscribió en la Escuela de Medicina de Harvard en 1844, pero no culminó esta carrera. No obstante, le dio ideas de cómo mitigar el dolor en los pacientes ante una extracción de muelas.

La primera sustancia anestésica utilizada en odontología fue el óxido nitroso, lo hizo Horace Wells, poco después de que Morton dejara de estudiar con él, aunque ambos siguieran vinculados. Wells hizo una demostración en Boston, que resultó ser un fracaso, pero, Morton siguió la idea.

El éter, un atenuante del dolor

William, tomando en cuenta los trabajos y estudios de su profesor de química Charles Thomas Jackson con quien hizo su práctica de odontología y Michael Faraday, experimentó una sustancia llamada éter en animales y con él mismo.

Es así como descubre sus efectos narcóticos-anestésicos y decide aplicarlo en sus pacientes. En 1846, acude a su consultorio un músico famoso para entonces: Eben Frost. Padecía un dolor de muelas producida por una infección importante que ameritaba la extracción.

Inmediatamente, le propuso al paciente experimentar con una sustancia para inhibir el dolor, a lo que el señor Frost, accedió. Morton aplicó el éter y procedió a la extracción, cuando el paciente despertó, confirmó que no había sentido dolor.

Esto fue su pasaporte al éxito, ya que la prensa comentó al día siguiente el descubrimiento y aparece la reseña en el Boston Daily Journal.

La noticia decía: “Tras la inhalación de un preparado, cuyo efecto anestésico y narcótico duró aproximadamente un minuto, se le extrajo un diente a un caballero en la tarde de ayer sin que sintiera ninguna clase de dolor”.

Luego de este éxito, Morton se entusiasmó y fue hasta el Hospital General de Massachussets, para proponer a su director hacer una demostración para el público.

Demostraciones y cirugías

En octubre de 1846 Morton hizo su primera demostración en este centro hospitalario con la colaboración del profesor Jhon Collins Warren, médico director de centro. Este tomó un paciente de 20 años que ameritaba cirugía de un tumor en el maxilar inferior.

La operación, nuevamente exitosa. El paciente no experimentó dolor alguno, pues con el éter quedó desvanecido. Luego, el cirujano, George Hayward, extrajo un tumor adiposo. De igual manera, el paciente no sintió nada. Este fue el comienzo de la historia de la anestesiología.

Morton falleció en Nueva York en 1868.

 

 

Dejar un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar