Trajano

Marco Ulpio Trajano, el mayor emperador de Roma, nació en cercanías de Sevilla, específicamente en la ciudad de Itálica, en el año 53 d. C. Demostró gran interés por la vida militar desde muy joven, pues era evidente su entrega, valor, eficacia y carisma en diversas campañas por Germania e Hispania.

No se trata de cualquier emperador, estamos hablando del sucesor del gran Julio Cesar, de quien estuvo a la altura del compromiso y supo asumir con total gallardía.

Su vida

En el año 91 d. C. fue designado cónsul, luego se le asocio, al imperio liderado por el emperador Nerva. Fue gracias a las cualidades que este emperador observó en Trajano, que nó paso mucho tiempo en que lo nombrara su sucesor.

Concedido el poder por el ejército y al morir su protector, empiezan una serie de contiendas militares que abarcan todas las fronteras, en las cuales salió victorioso y fortalecido en su poder y sus consignas.

Como fruto de su pasión expansionista obtuvo la conquista de Dacia, la cual, en la Columna de Trajano, podemos apreciar descrita con hidalguía.

Esta conquista trajo consigo innumerables bondades significativas a Roma, todas derivadas del tesoro del rey Decébalo y de lo obtenido por los saqueos cometidos a varias de las más potentes poblaciones Dacias. Dinero que posteriormente fue invertido en numerosas obras de relevancia para la época, vías de comunicación, termas y el foro de Trajano, entre muchas otras más.

No solo la actividad militar fue desarrollada por este emperador, además, se dispuso a mejorar y reformar las diferentes instituciones de la Roma Imperial, mejoró el sistema judicial y decretó una serie de medidas con la finalidad de proteger las clases sociales más vulnerables.

En su última campaña destruyó al eterno rival de Roma en Oriente, Ctesifonte; conquistando de esta manera Mesopotamia, y lo que actualmente se conoce como Armenia, Siria e Irak. No pudo continuar su faena con el propósito de conquistar la India, ya que las fuertes rebeliones en los nuevos territorios se estaban incrementando y debía sofocar dichos eventos.

La columna Trajana

Con el propósito de rendir un homenaje conmemorando sus victorias sobre Dacia, el emperador Trajano hace unos 1900 años, ordenó la construcción de un foro en el cual tuviese protagonismo una columna de mármol, con una altura de 38 metros y con 155 bajorrelieves en su decoración, las cuales representan cada uno de sus triunfos en estas tierras.

Dicha columna se ubica actualmente en Roma, allí se puede observar cada una de sus hazañas esculpidas minuciosamente en alto relieve, y se presume que la reproducción de la estatua romana, de los más recordados maestros del Renacimiento, fue inspirada en tan grandiosa columna.

Muerte

En el año 117 d. C. ya agotado tras una larga enfermedad que le fue consumiendo poco a poco, y que no le permitía valerse por sí mismo, y en manos de Plotina su esposa, su suerte no pintaba a su favor. Ya que esta con el afán de convertir a Adriano en emperador, decidió dar la estocada final envenenado a Trajano asegurando su objetivo y es así como finalmente, muere el emperador Trajano.

¡Puntúa esta biografía!
(Votos: 6 Promedio: 4)

1.230 lecturas

Más Personajes Históricos