Sor Juana Inés de la Cruz

Sor Juana Inés de la Cruz es una de las poetas más celebradas de México. Nacida en la antigua Neplanta, lo que es el estado de México hoy, en una Hacienda llamada San Miguel, en 1648. Fue bautizada con el nombre de Juana de Asbaje y Ramírez de Santillana.

Juana siempre fue sobresaliente desde su infancia, una niña que aprendió a leer y escribir cuando solo tenía tres años. A los nueve años se traslada con su familia a la Ciudad de México e ingresa a la Corte del Virreinato como dama de honor de la esposa del Virrey, Leonor Carreto.

Leonor y Juana mantuvieron una amistad profunda, incluso, luego de que ésta tomara los hábitos. A la muerte de Leonor, Sor Juana escribió versos muy sentidos en su honor; en estos versos, la llama Laura, como la amante utópica de Petrarca en sus 30 sonetos de amor.

Juana Inés siempre tuvo afición por el aprendizaje y el conocimiento, cuando solo era una adolescente quería ir a la universidad, pero en su tiempo, esos estudios estaban prohibidos para las mujeres, así que le pidió a su madre que la vistiera de hombre para poder ingresar.

Una de las anécdotas que siempre se cuentan, es que Juana ingreso a la vida religiosa, para escapar del destino escrito para toda las mujeres de su tiempo: el matrimonio, ya que, consideraba que una vida conyugal, no le permitiría desarrollarse intelectualmente.

Vida religiosa y críticas de Sor Filotea

Sor Juana ingresa por primera vez a un convento en 1667, este pertenecía a la Orden de las Carmelitas Descalzas pero los rigores de esta, hicieron que enfermara. Solo duró tres meses para luego entrar a la Orden de San Jerónimo.

La Orden de San jerónimo fue más flexible, le permitió dedicarse a los estudios, razón principal por la que tomó los hábitos. En su celda, pudo realizar desde experimentos científicos, hasta escribir obras teatrales y musicales.

Pero esta búsqueda del conocimiento por una mujer, no era bien vista por la sociedad patriarcal de la época y obviamente, los jerarcas de la iglesia no aprobaban su inclinación intelectual. Así comienza un largo calvario para Sor Juana Inés de la Cruz.

Sor Juana, fue acosada por el Obispo de Puebla, quien bajo el seudónimo de Sor Filotea, recriminaba a Juana por no dedicarse a la vida contemplativa propiamente dicha. Estos reclamos eran epistolares.

 

Obra literaria

En respuesta a las continuas recriminaciones de “Sor Filotea”, Juana escribe la famosa carta: respuesta a Sor Filotea, en la que hace una autobiografía, y se defiende como mujer que ha sido guiada por la mano de Dios en el camino del conocimiento.

Sor Juana tuvo una producción literaria prolífica, principalmente, cultivó el género de la poesía, aunque también incursionó en la escritura dramática y en letras para cantos religiosos como villancicos.

Algunas de sus obras son: El divino narciso, El primer sueño, Neptuno alegórico y otras. Una peste azotó la ciudad de México y Sor Juana fallece a causa de ella el 17 de abril de 1695.

5/5 (1 Opinión)

Dejar un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar