Sócrates

Sócrates nació en Alopece, antigua Atenas en el año 470 a.c. Fue uno de los tres filósofos más importantes del mundo griego, junto a Platón y Aristóteles. Hijo de un escultor y cantero llamado Sofronisco y su madre una comadrona, llamada Fenareta. Desde su infancia mostró agudeza de razonamiento y facilidad de palabra, era corto de estatura y poco agraciado.

Por no pertenecer a una familia de buena posición, empezó a recibir educación ordinaria. Junto a su padre trabajó picando piedra y luego como albañil, labores que ejecuto antes de convertirse en filósofo.

Recibió conocimientos de música, literatura y gimnasia. Tuvo como maestros a Damón, Anaxágoras y Arquelao, y es precisamente este último quien se presume se robó su corazón; se relacionó con la dialéctica y la retórica de los sofistas.

A su vida llegó Xantipa, una mujer treinta años menor que él y quien se dio a conocer en la historia, como cruel e insolente, por tratar despectivamente a Sócrates. Se presume que Mirto, fue el nombre de su segunda mujer. Lo cierto es que Sócrates fue padre de tres hijos; Sofronisco, Lamprocles y Menexeno.

Se desempeña como soldado de infantería en la guerra de Peloponeso contra Esparta, en las batallas de Potidaea, Delion y Anfípolis. Su valor y resistencia en las diferentes campañas militares, fueron acreditadas por Alcibíades, quien destacó el valor de Sócrates en cada contienda

biografia de socrates

Sócrates: El filósofo que todos conocemos

Su facilidad de palabra y agudeza de razonamiento se dio a conocer, en cada lugar y plaza pública de Atenas; pues siempre fue capaz de sostener discusiones y responder por medio de preguntas, método el cual se conoce como mayéutica a través del cuestionamiento.

No se conoce muy a fondo lo que Sócrates hizo con su vida, pero no fue fundador de ninguna escuela regular de filosofía, ni escribió ningún libro. Lo que sí podemos asegurar es que el historiador Jenofonte y Platón, fueron muy importantes en su vida.

Su aporte en la filosofía fue especialmente ético. En su vida se dedicó a fomentar y a ayudar a comprender objetivamente lo que es la justicia, amor y virtud, y el conocimiento pleno de uno mismo. Pensaba que la ignorancia era la principal causante de todos los vicios y que nadie es capaz de desear el mal; creía que todo el que conociera el bien, actuaría de manera justa y transparente.

Sócrates en el 399 a. C. fue sentenciado por negar a los dioses del Estado y por dar a conocer, deidades nuevas; además, se le culpó de alejar a la juventud de los principios democráticos. La defensa en su propio juicio, lo recoge La Apología de Platón.

Recibió la condena de muerte, preocupados por su destino, sus amigos quisieron ayudarlo y planearon su huida, a lo cual Sócrates se negó y decidió acatar la condena en honor a su filosofía. La noche final tomo una copa de cicuta y pronunció algunas palabras memorables.

Después de su muerte, surgieron escuelas socráticas y la Academia Platónica.

 

4.3/5 (12 Opiniones)

¡Compártelo en tus redes sociales!
 

Dejar un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar