Simone Martini

Simone Martini fue un pintor italiano de gran reconocimiento, proveniente de Siena, de su vida personal muy pocos datos precisos se tienen, pero entre ellos cabe destacar su gran obra que en la mayor parte fue dedicada al área religiosa.

Por ello en 1315 se le encarga el empleo de pintar los frescos en el Palazzo Pubblico de Siena, que tienen la cualidad de no contener imágenes religiosas sino todo lo contrario, las imágenes allí son de la vida cotidiana, más naturales y realistas.

Esto hacia que Simone Martini marcara un claro contraste entre la tradición italiana del arte que se vivía para ese momento. Por otra parte entre los datos que se tienen de su vida destaca su matrimonio en 1324.

Donde contrajo nupcias con la hija del pintor Memmo de Fillipuccio, y con quien posteriormente realizaría el tríptico La Anunciacion, junto a la ayuda de su cuñado quien se había ido convirtiendo en uno de sus más fieles discípulos en su arte.

La Anunciación, una obra que marco una pauta

La obra de La Anunciación, es una de las más conocidas y admiradas por muchos, sigue siendo hoy en día un antes y un después en la obra de este pintor, y cuya obra contiene varios santos como Ansano y Margarita de la catedral de Siena.

Varios años después realiza diversos viajes alrededor de Francia y comienza a descubrir más acerca de su vocación en el arte religioso, donde instauro varias pinturas y también realizo otras que dejo en distintos lugares.

Su estilo permaneció intacto a lo largo de toda su vida, y se ve así reflejado en su primera obra documentada donde hizo uso decorativista de las líneas y del color, creando varias técnicas nuevas y mucho más fáciles de utilizar en esa época.

Los sentimientos que se logran expresar a través de cada una de sus pinturas, hacen que quien las observe se pueda perder en todo ese mar de sensaciones que se encuentran a la vista y delante de nosotros.

Simone Martini y sus obras religiosas

Aproximadamente entre os años de 1319 y el 1325 llevo a cabo varias obras religiosas dedicadas y entregadas a diversas iglesias, por otra parte en 1328 realizado el conocido retrato del condotiero Guidoriccio da Fogliano.

Esta imagen retrata el fondo evanescente y los colores que se mezclan entre si.

Finalmente, parte de todas estas obras se encuentran en la corte papal de Aviñon, donde residio hasta el año de su muerte. Martini es recordado también por su pintura del frotispicio para un manuscrito de Virgilio que le pertenecía.

 

Aprende sobre Hernán Costes.

 

Dejar un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar