San Agustín

San Agustín es uno de los doctores de la santa iglesia católica que luego fue canonizado como santo. Nativo de Tagaste, una región de África, provincia del Imperio Romano. Vino al mundo el 13 de noviembre del año 354.

Hijo de una familia de recursos medios. El padre, un pequeño comerciante pagano, y la madre, una mujer devota que luego se convirtió en santa Mónica. Fue ella quien adentró a Agustín en la doctrina cristiana, devota, bondadosa y abnegada fueron virtudes que inculcó a su hijo.

Agustín estudió en Tagaste, lo básico y luego, su padre lo envió a estudiar gramática en Madaura una diócesis de Numidia. Se especializó en gramática y retórica y mostró especial interés por la literatura griega y romana.

En su juventud, sintió atracción por el teatro y por la vida mundana, se dice incluso que fue homosexual, sin embargo, luego hubo una transformación en su espíritu que lo convirtió al cristianismo y comienza su vida religiosa.

Agustín un filósofo que buscaba conseguir la verdad en distintas corrientes filosóficas, llegando a abrazar el maniqueísmo una antigua filosofía dualista que anulaba el resto de las doctrinas como el budismo y el islamismo.

En el 388, salió hacia Roma pero allí enfermó gravemente, luego cuando mejoró fue nombrado magister rhetoricae en Mediolanum, hoy, Milán, gracias a su amigo y protector Simaco, quien era Prefecto de Roma.

San Agustín y la nueva visión del cristianismo.

Una vez instalado en Milán como orador, el obispo Ambrosio de Milán le enseñó las epístolas de Pablo de Tarso y los textos de Plotino, y es así, como Agustín decide abrazar de lleno al cristianismo.

Como un acto de humildad y votos de pobreza, Agustín regresó a Tagaste, vendió todas sus propiedades y el dinero lo entregó a los pobres, para luego irse a vivir a una pequeña casa donde vivió monacalmente.

En este retiro, encontró la inspiración para escribir la Regla. Un texto instruccional para llevar una vida austera que condujera al camino del cielo. Fueron normas que debían observar quienes decidieran entrar en la vida monástica.

Luego de que fue Maniqueo, luchó contra esa doctrina por considerarla herejía, así mismo, lo hizo con el Donatismo, Pelagianismo y Arrianismo. Escribió también su famosa obra Confesiones, un compendio de 13 libros autobiográficos en donde explica cómo se convirtió al cristianismo.

San Agustín, falleció en Hipona el 28 de agosto del 430.

 

0/5 (0 Opiniones)

Dejar un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar