Roald Dahl

Uno de los escritores más reconocidos a través del mundo, tanto por sus novelas como sus adaptaciones a la pantalla grande, es el cineasta Galés Roald Dahl. De ascendencia noruega, es el autor de muchos cuentos que han sido llevados al cine, como lo son Charlie y la fábrica de chocolate, y James y el melocotón gigante.

Infancia y estudios

Roald Nace en la región de Llandaff, al sur de Gales, el 13 de septiembre de 1916. Sus padres fueron Harold Dahl y Sofie Magdalene Hesselberg. Su nombre es un claro homenaje al héroe nacional y explorador noruego Roald Amudsen. A sus tres años muere su hermana por una apendicitis, y posteriormente; por neumonía, fallece su padre. Su madre, al verse sola con sus hijos, prefirió mantenerse en su hogar, renunciando a la posible ayuda de sus parientes. Todo esto porque quería cumplir la promesa que le hizo a su esposo de que los niños culminasen sus estudios en escuelas británicas.

Roald empezó a asistir a la escuela de la catedral de Llandaff, en donde fue retirado por su madre tras un severo castigo que le hicieron a su hijo por una broma que él y su grupo de amigos realizó. A sus nueve años es llevado a la ciudad costera de Weston-super-Mare, donde inicia sus estudios en St. Peter’s School, un colegio privado, donde estuvo hasta el año 1929.

Posteriormente estuvo en Repton School, en Derbyshire. En esta escuela, una fábrica de chocolates conocida en la ciudad, Cadbury, les enviaba constantemente muestras de chocolate y otros dulces, esto le hizo imaginar a Dahl que crearía una barra de chocolate que estremecería a todos. Esta inspiración le sirvió posteriormente para la creación de su exitosa novela Charlie y la fábrica de chocolate.

Traslado a Tanzania

Sus vacaciones de verano usualmente las pasaba en Noruega, hasta que terminó el colegio y fue a la isla de Terranova, junto a la Public Schools Exploring Society. En 1934, empieza a trabajar en Royal Dutch Shell, una conocida empresa Petrolífera, los cuales le mandan a Tanzania para un proyecto en dicho país. En ese momento se traslada a Tanzania, donde vive tranquila y plenamente en la Shell House, en las afueras de Dar-es-Salaam. Viviendo en la ciudad y trasladando productos del petróleo, se vio enfrentado en la ruta con animales como leones y hormigas peligrosas.

Posteriormente se une a la Royal Air Force, en Nairobi. Donde fue aceptado junto a otros 16 candidatos, los cuales la mayoría fallecerían en batalla, solo quedando tres. Tras varias misiones que le habían sido encomendadas, sufre un accidente de avión, quedando ciego y mal herido. Le rescatan, y le trasladan hacia Alejandría al hospital Royal Navy, en donde ocho semanas después recupera la vista y se enamora de Mary Welleand, una enfermera de hospital.

Contra todo pronóstico, empieza a laborar otra vez en misiones de vuelo, esto inspirándole historias y dramas a su futuro libro llamado Volando Solo.

Escritura

Roald empezó a escribir en 1942, cuando publicó su primer cuento: A piece of cake, comprado por el Saturday Evening Post, donde narraba su accidente en el Gloster Radiator. Posteriormente se casa en 1953, con la actriz estadounidense Patricia Leal, con la cual tuvo cinco hijos, y su matrimonio duraría 30 años.

Su primer libro dirigido a un público infantil fue Los gremlins, publicado en 1943, unas criaturas malvadas que fantaseaban los integrantes del Royal Air Force. El libro fue encargado por Walt Disney, quien quería realizar un largometraje del cuento, pero nunca lo llegó a iniciar.

Roald continuó escribiendo cuentos e historias infantiles, algunas llegando a ser las más reconocidas del siglo XX: Charlie y la fábrica de chocolate, Matilda, James y el melocotón gigante, Boy (libro donde narra sus relatos de infancia) y Los Cretinos.

Dahl también escribió cuentos para adultos, usualmente todos mantenían una estética de humor negro y finales sorpresivos, la mayoría de estos escritos para revistas reconocidas, tales como Ladies Home Journal, Playboy y The New Yorker. Esto le hizo recibir una aclamación total por parte de las críticas, argumentándole como uno de los mejores cuentistas de su época, publicando hasta más de 60 cuentos variados, algunos publicados hasta después de su muerte.

Una de las características de Dahl es que sus obras infantiles están narradas desde el punto de vista de un niño, los cuales en la mayoría de las ocasiones son maltratados y violentados, y por lo menos un adulto que contrarresta a los villanos.

Lamentablemente, este homenajeado y admirable escritor fallece el 23 de noviembre de 1990, a sus 74 años, por leucemia.  Su cuerpo fue enterrado en Great Missenden, Reino Unido.

¡Puntúa esta biografía!
(Votos: 41 Promedio: 4.5)

103 lecturas

Más Personajes Históricos