Qin Shi Huang

Emperador de la Dinastía Quin, este nombre significa primer emperador de la dinastía Qin, su nacimiento al parecer fue al inicio del calendario chino durante el primer mes, para el momento de su nacimiento China atravesaba un período de división y guerra mejor conocido como “el período de los Reinos Combatientes”.

Su padre Zishu era príncipe de la casa de Quin y su nombre original era Zheng, este debió asumir el trono muy joven en el 247 a.C, cuando tan solo tenía 12 años de edad, aunque sin poder de decisión. Realmente obtuvo el poder en el 238 tras una rebelión que llevo a cabo en el palacio.

Primer Emperador de China

A partir de este momento continuó una serie de ofensivas a los estados feudales con lo que logro tomar el control de China y de esta manera alcanzar la unificación de la misma y proclamándose Primer Emperador de China.

Una de las primeras acciones que tomo como emperador fue sustituir el estado feudal por una división territorial de su imperio en 36 jurisdicciones, estarían regentadas por una autoridad civil, una militar y otra autoridad que día servir de mediador entre las dos anteriores.

Este emperador no solo logró la unificación territorial de China, entendió que para poder mantener el control y que para que se diera un desarrollo del territorio debía avanzar en otras áreas aplicando medidas de unificación de la moneda, medidas de peso escritura en incluso la vestimenta de la población.

Un Imperio de tiranía

Durante su mandato aplicó políticas déspotas obligando en muchos casos a la población a trabajar en sus grandes proyectos, otra de las cosas que causo animadversión en la población fue su manía por controlar todo a su alrededor incluyendo a sus súbditos, llegando al extremo de destruir todos los libros que no fuesen de interés para el desarrollo del imperio.

A pesar de su tiranía se enfocó en el desarrollo económico de China, para ello comenzó la construcción de una red de vías que facilitara el comercio entre las diferentes provincias.

Mostro ser un hombre muy precavido, ordeno a los miembros de las familias reales de los feudos tomados instalarse en la capital para evitar cualquier rebelión, constantemente rotaba su residencia y también tenía varios dobles que le sustituían en ocasiones ya que temía ser asesinado.

Otras de sus grandes obras fue la construcción de su mausoleo junto con sus legendarios 8000 soldados de terracota que aún hoy impresiona y forma parte de las maravillas del mundo antiguo, al igual llevó a cabo la planificación de la Gran Muralla China.

Su obsesión con la inmortalidad le hizo convertirse en un ser enigmático que hoy en día es una leyenda en China. Contradictoriamente encontró la muerte buscando las Islas de los inmortales y el secreto de la vida eterna entre agosto y septiembre de 210 a.C, a dos meses de viaje de la capital Xiangyang.

Debido al descontento de la población con el emperador, su muerte se mantuvo en secreto hasta el regreso a Xiangyang para evitar una rebelión.

 

 

Dejar un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar