Nellie Campobello

Durango, noviembre de 1900, fue el lugar y fecha de nacimiento de la fundadora del ballet clásico. Su nombre de pila fue Francisca Ernestina Moya Luna, el seudónimo Nielle lo tomó de una perra que fue mascota de su madre.

Creció en Villa Ocampo, luego se mudó junto con su familia a Hidalgo del Parral, Chihuahua. En 1923, luego de la muerte de su madre, Rafaela Luna, se traslada a Ciudad de México, allí conoce la danza y desarrolla su carrera.

Fue alumna de Lettie Carroll, Carmen Galé, Madame Stanislava Potapovich y de Carol Adamchevsky. Fue comisionada por el presidente Lázaro Cárdenas para presentar una coreografía alegórica a la revolución mexicana.

La obra se llamó Ballet de Masas 30-30, integrado por estudiantes de la Escuela Plástica Dinámica. Hasta 1984, dirigió la Escuela Nacional de Danza y fue fundadora del Ballet de la Ciudad de México junto con Martín Luis Guzmán y José Clemente Orozco.

Algunas de sus obras dancísticas se caracterizan por una escenografía que recuerda sus años de infancia en Villa Ocampo. Cartucho, Las manos de Mamá y Apuntes sobre la vida militar de Francisco Villa, recrean este lugar.

Obra literaria de Nellie

Nellie no solo fue coreógrafa y bailarina, se dedicó también a la escritura y la docencia. Su obra literaria es considerada dentro de la escritura hecha por mujeres como un trabajo que levanta el espíritu de la revolución mexicana.

Yo, es el título de su primer libro, un poemario compuesto de cinco trabajos, publicado por la editorial LIDAN. Cartucho, relatos de la lucha en el norte de México, es otra de sus obras, un libro de narrativa en la que da cuenta de la revolución mexicana.

Este libro fue definido por ella misma como una forma de “vengar la injuria”, refiriéndose a cómo fueron enjuiciados los líderes de esa revolución, principalmente, Pancho Villa, su ídolo y paisano.

Las manos de mamá otra de sus obras narrativas describe el duro trabajo de levantar una familia en tiempos de guerra.

Nellie desapareció en 1984, así como sus pertenencias. Luego se descubrió que fue secuestrada por Claudio Fuentes Figueroa y Claudio Niño Cienfuentes y su esposa María Cristina Belmont, esta última fue su alumna.

La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal la encontró enterrada en el “Cementerio Progreso de Obregón” y determinó que su muerte ocurrió en 1986. Sus restos fueron llevados a Durango, su ciudad Natal.

 

 

Dejar un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar