Nefertiti

Nefertiti, nació en Tebas en 1370 a.C., su poder e inigualable belleza la han tatuado en la memoria del mundo entero y aún más, al ser reina del antiguo Egipto. Nefertiti se traduce en “la bella ha ganado”, su procedencia es incierta sin embargo se dice que es originaria de los harenes de Amenhotep III en Malkata, lugar donde vivían las concubinas del palacio y bellas consortes, mismo lugar donde residían los faraones.

Se convirtió en la esposa número dos, de uno de los faraones quien más admiraba a Nefertiti y dedicaba largos escritos sobre ella, Akenatón.

Luego de la muerte de Tutankamón, el padre de Nefertiti quien se llamaba Ay, ocupó el puesto de faraón, y Tey, era el nombre de su madrastra.

Hermosa reina del Antiguo Egipto

El reinado de Nefertiti empezó en Karna, al convertirse en sacerdotisa del dios Atón y allí tomó el nombre de Nefertiti (Neferneferuatón), por su parte Amenhotep IV sacerdote también, se hizo llamar Akenatón, dejando atrás su anterior nombre.

Por órdenes de Nefertiti se construyeron numerosas edificaciones que funcionaban como templos dedicados a adorar al dios Atón. Tiempo después Amón sumo sacerdote obligó a Nefertiti y Akenatón a abandonar la ciudad de Tebas y la construcción en Ajetatón de la nueva capital.

Se pueden apreciar muchas de las representaciones de Nefertiti como una reina déspota, agresiva e imponente, capaz de golpear y lastimar con su propio carro a sus enemigos como se representa en las ruinas de Amarna.

Nefertiti y Akenatón promovieron una revolución que acabó con miles de años de tradición, lideraron el robo de algunos de los templos de Karnak y a muchos sacerdotes los expulsaron del lugar.

Tuvieron tanto poder, que no permitieron que las estatuas de dioses fueran trasladas por el río Nilo, de templo a templo, dispusieron en su sustitución, un gran desfile sobre carros, haciendo un dantesco recorrido por los templos de Ajetatón, con protagonistas únicos, Akenatón y Nefertiti.

El brillo que la nueva capital irradiaba era sutil, esta es en la historia la primera experiencia fanática, que se ha podido conocer. En Ajetatón se observan imágenes en la tumba de un noble que representa a la familia real quien en todo su contorno está rodeada de muchos soldados. Una representación de protección sin lugar a dudas.

Durante una gran celebración Nefertiti ejerció como corregente de Akenatón, sin embargo, en las tumbas de Amarna, se pueden observar las inscripciones que indican que esta hermosa reina del Antiguo Egipto fue cambiando desde reina corregente hasta que Akenatón terminó su reinado.

El protagonismo e importancia de Nefertiti en el reinado de Akenatón estaría muy pronto por terminar, pues es reemplazada por Semenejkara, en el año 14. A ciencia cierta no se sabe que fue lo que allí sucedió, para que dejara de ser la reina, pues la tumba de Nefertiti nunca fue terminada, pero la de Akenatón su esposo sí la terminaron y lo enterraron en Ajetatón.

El pueblo le pregonaba adoración tanto así, que fue vista en muchas ocasiones como una diosa. Tuvo un puesto privilegiado en el corazón no solo de Akenatón, también el pueblo la admiraba con especial ahínco y más aún por su extraordinaria belleza.

Misteriosa muerte

De la muerte de la hermosa reina del Antiguo Egipto, se dicen muchas cosas. Existe gran misterio en torno a esto, en este sentido se puede decir que el 6 de diciembre de 1912, unos arqueólogos descubrieron en Berlín, un busto de Nefertiti. Un siglo después se presentó una exposición única y valiosa, en donde el busto de Nefertiti era la pieza más importante, valiosa y destacada del lugar.

¡Puntúa esta biografía!
(Votos: 0 Promedio: 0)

112 lecturas

Más Personajes Históricos