Miguel Hidalgo y Costilla

Miguel Gregorio Antonio Ignacio Hidalgo y Costilla Gallaga Mandarte y Villaseñor, nació en lo que hoy conocemos como Guanajuato (Pénjamo), México en 8 de mayo de 1753. Destacado sacerdote revolucionario que se dio a conocer por el acto del Grito de Dolores, momento histórico considerado como la referencia obligada que da inicio a la guerra de Independencia de México.

Fue promotor de la lucha armada que puso fin al dominio español en México, etapa que duró 300 años. Era uno de los cinco hijos del hogar conformado por su madre, Ana María Gallaga y su padre, Cristóbal Hidalgo y Costilla; quien administraba la haciendo donde nació Miguel.

Desde 1765 a 1778, empieza y culmina respectivamente, su formación académica, en una escuela ubicada en el estado de Michoacán, más específicamente, en el colegio de San Nicolás de Valladolid y allí se ordenó como sacerdote.

biografia de miguel hidalgo

Miguel Hidalgo: sacerdote revolucionario, su vida y su muerte

Pudo evidenciar, durante su estadía en la parroquia de Dolores Hidalgo en 1803, el abuso al que se sometían las pobladoras indígenas desde su niñez, en esta, como en otras regiones. Su mente consciente y brillante, captaba la delicada situación que campesinos, indígenas y los pobladores más vulnerables de la Nueva España sufrían constantemente.

En 1808 con la invasión de Napoleón Bonaparte a España, Miguel empieza a participar en actividades vinculadas a la formación de un gobierno autónomo a la corona española en Nueva España. Fue así como se animó en liderar las juntas literarias o conspiración de Querétaro, lo que ocasiona la guerra de independencia mexicana, el 16 de septiembre de 1810, al ser descubierta.

Pudo llegar a las puertas de la ciudad de México, pero prefirió retirarse definitivamente y es así como pierde la batalla de Puente de Calderón. Con la finalidad de huir de todo este caos y buscar armamento, se une a otros insurgentes y se dirigen a los Estados Unidos de América, poco después regresa y decide continuar la guerra.

Por medio de un juicio de excomunión, es capturado y despojado de su atuendo sacerdotal. El 30 de julio de 1811, es fusilado en Chihuahua; se le cortó la cabeza, la cual fue llevada a Guanajuato y su cuerpo fue sepultado en la capilla de San Antonio, del templo de San Francisco de Asís.

 

3.9/5 (32 Reviews)

 

Dejar un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar