Maximiliano de Habsburgo

Biografía de Maximiliano de Habsburgo

Ferdinand Maximilian Joseph María von Habsburg-Lothringen, conocido en la lengua castellana como Maximiliano de Habsburgo-Lorena, es conocido debido a que fue el último Emperador de México durante el Segundo Imperio Mexicano. Fue parte de la realeza desde su nacimiento, siendo el archiduque de Austria, así como también uno de los príncipes de Hungría y Bohemia.

Primeros años

Maximiliano de Habsburgo-Lorena nació el 6 de julio de 1832 dentro del Palacio de Schönbrunn, en Viena, Imperio Austríaco. Sus padres fueron el archiduque Francisco Carlos de Austria y la Princesa de Baviera, Sofía Guillermina de Wittelsbach. Cabe destacar que fue uno de los hermanos del emperador Francisco José de Austria, uno de los monarcas que más tiempo estuvo en el poder en la historia europea.

A lo largo de su infancia y adolescencia tuvo una educación clásica de la realeza austríaca, llegando a aprender varios idiomas y versándose en filosofía, historia y derecho canónico. Su estado físico tampoco fue pasado por alto, al ser de una familia importante, su salud simbolizaba la salud del imperio o de su posible mandato. No obstante, su mandato en el Imperio de Austríaco era poco probable debido a ser el tercero en la línea de sucesión. Asimismo, sobresalía en la literatura, historia, poesía y pintura.

Era sumamente querido por su pueblo, y llevaba una buena relación con su hermano mayor, el emperador, lo cual aumentaba el respaldo de su gente debido a su manera de ser una figura pública dentro de la corte.

Dentro de su educación también se instauró el enfoque en la formación militar, como era obligatorio dentro de su familia, sirviendo dentro de la armada de su país. Ya en 1852, llegó a Portugal a través de un buque en el que estaba destacado, reencontrándose con su pariente, la princesa Amalia de Portugal, quien era la hija de Pedro I de Portugal. Este acercamiento fue la primer contacto que tuo con la idea de poder establecer una monarquía independiente dentro de América, teniendo en cuenta que Pedro I luego sería Pedro IV, emperador de Brasil.

Durante este viaje cayó profundamente enamorado de Amalia, pero antes de que hablaran sobre su compromiso de manera pública, ella muere por tuberculosis en 1853.

El comandante Maximiliano

Maximiliano tuvo la oportunidad de viajar ampliamente por Europa y sus territorios circundantes antes de que fuera nombrado comandante de la Marina de Guerra Imperial y Real de Austria-Hungría a los 22 años. A pesar de su corta edad, se tomó la tarea de modernizar y reorganizar la armada.

Ya a los 25 años, empezó a tener la presión de encontrar una consorte con la cual seguir consolidando poder a través de la familia. Al final, después de mucha indagación y de una larga charla por parte de hermano Francisco José a su padre, Carlota Amalia de Bélgica sería la nueva esposa de Maximiliano. Siendo la hija del monarca más adinerado de Europa, la unión cayó como anillo al dedo. El compromiso fue anunciado el 27 de junio de 1857.

Debido a presiones por su suegro, Maximiliano terminó tomando el título de virrey dentro de territorio italiano, pero pronto tuvo que dejar de lado su cargo después de que el imperio perdiera la batalla de Solferino. Quedándose unos años allí, optaría por viajar a América en 1860, al Imperio de Brasil.

El emperador

Luego de que Napoleón III tomara México en 1862, se inició la búsqueda de un nuevo monarca para el lugar, alguien que fuera católico, que pudiera respetar las costumbres del país y demás. Entre Napoleón y la junta de conservadores iniciaron su búsqueda.

En 1863 llegarían al Castillo de Miramar una delegación mexicana para poder pedirle a Maximiliano que tomara la corona en México. Ante esto, habiendo leído mucho sobre la nación, Maximiliano emprende el viaje a México, convencido de que podría llegar a ser una potencia mundial.

Llega a Veracruz en 1864. Aunque al principio no fueron bien recibidos por todos, llegaron a tener un buen recibimiento en Ciudad de México, viendo un país herido por la guerra. Maximiliano se enamoraría de los paisajes y su gente en corto tiempo. Esto hizo que empezara a construir museos, para conservar la cultura del país en la historia.

Mucha de la política de Maximiliano estaba enfocada en su pueblo, realizando beneficencias y demás. No obstante, la presión por parte de los liberales republicanos, después de que las fuerzas de Napoleón dejaran el territorio, terminaron por hacerse con México, derrocando a Maximiliano en el proceso.

El 19 de junio de 1867 es fusilado Maximiliano en el Cerro de las Campanas en Queretaro.

¡Puntúa esta biografía!
(Votos: 1 Promedio: 5)

99 lecturas

Más Personajes Históricos