María Félix Güereña

María Félix Güereña, mejor conocida en el mundo del cine como María Félix, esta actriz mexicana fue una de las figuras más icónicas de la época de oro del cine mexicano. Protagonizó películas con los grandes galanes de ese tiempo como Rossano Brazzi, Vittorio Gassman, Jean Gabin, Yves Montand, Gérard Philipe y Jack Palance, y fue la estrella aun de estrenos internacionales dirigidos por Jean Renoir y Luis Buñuel.

Fue considerada una máxima figura del cine latinoamericano junto a estrellas como Jorge Negrete, Pedro Infante, Dolores del Río y Pedro Armendáriz. Uno de sus apodos más conocidos es “La Doña” y también la llegaron a llamar “María Bonita” título con el cual se le compuso una canción específicamente a ella, como uno de los regalos de boda. En total logró realizar alrededor de 47 películas, las cuales no solo fueron mexicanas, sino también francesas, italianas, españolas y argentinas.

De una joven común a una gran actriz

Esta hermosa mujer nació en Álamos el 8 de abril de 1914. Su papá se desempeñó como un militar conocido y como político de ese tiempo, nació de una mezcla de indio yanqui con españoles. Su mamá tenía ascendencia vasca y en total tuvo 11 hermanos aparte de ella. No eran una familia adinerada, pero vivían comodamente. Ella tuvo una relación muy estrecha con su hermano Pablo, por lo cual su mamá los separó pensando que podían estar juntos en un vínculo amoroso.

María no era común, ella hacía más cosas típicas de hombre que de mujer, por ejemplo, se ejercitó como jinete. Justo después que empezó a crecer y sus facciones cambiaron, esta joven se volvió sumamente hermosa y por consiguiente empezó a llamar la atención.

Después de ello, María se casó y a los años se divorció siendo objeto de críticas porque su condición de divorciada en aquellos tiempos era muy extraña y mal vista. De ahí llegó a tener un hijo, el cual su papá se lo quitó deliberadamente, pero a los años logró que le dieran la custodia de su hijo volviendo con ella.

Su carrera como actriz comenzó de la nada. Ella estaba viendo algunas tiendas, cuando el director Fernando Palacios la vio y le preguntó si le gustaría hacer cine, y como una respuesta típica de ella, por lo cual es apodada la doña, María le respondió: ¿Y quien le dijo a usted que yo quería hacer cine? Si en algún momento me da la gana lo haré. Después de esto el director logró convencerla y fue ahí donde hizo su primera aparición en el Baile Blanco y Negro del Country Club, junto a algunas figuras de renombre de la época.

Después de esto, María dio un salto a la fama, ya que fue llevada a Hollywood a los estudios de la Metro-Goldwyn-Mayer, pero ella no aceptó, prefirió quedarse haciendo cine en su país natal, en donde le ofrecieron, gracias a Palacios, un papel estelar en la película Peñones de las Ánimas dirigida por Miguel Zacarías.

Ganó un sinfín de premios y tuvo una trayectoria artística impecable, lo cual con el pasar de los años, igual nos hace amarla. Pudimos disfrutar de ella hasta el 8 de abril de 2002 cuando cerró sus ojos para siempre a causa de un infarto.

 

Dejar un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar