María Antonieta

La triste vida de María Antonieta comenzó Viena el 2 de noviembre de 1755, criada básicamente por tutoras bajo el estricto régimen de su madre la emperatriz María Teresa I quien era una mujer muy dura.

Cuando tenía apenas 12 su madre hizo arreglos para casarla con el nieto mayor del rey Luis XV de Francia, quien era más o menos contemporáneo con María Antonieta, se trataba de Luis Augusto próximo Luis XVI al que apodaban el Delfín.

Una boda muy temprana

Desde los trece años fue preparada para este matrimonio. La petición de mano fue hecha por medio del embajador de Francia en Viena. La boda se llevó a cabo en Versalles el 16 de mayo de 1770, sin embargo, al día siguiente la noticia fue que el matrimonio no se había consumado.

Desde el principio fue rechazada por la corte francesa y con esta noticia aún más ya que daba mucho de qué hablar, además preocupaba la capacidad que tendría de tener un heredero, con el tiempo también llegó a ganarse el odio del pueblo francés gracias a sus excentricidades y derroches.

La personalidad de María Antonieta era completamente opuesta a la de su esposo, el disfrutaba de la tranquilidad de sus aposentos mientras ella buscaba diversión. Por lo que solía escabullirse a los bailes y organizaba fiestas para su grupo de amistades.

Al morir Luis XV el Delfín asume el trono El 10 de mayo de 1774, a partir de ese momento Luis XVI y María Antonieta serían sin saberlo, los últimos reyes de Francia.

Su vida después de coronarse reina sigue sin muchos cambios, el rey es un poco débil por lo que María Antonieta trata de influir en sus decisiones al tratar de congraciarse con la corte, acciones que no logran su cometido ya que la reina sigue siendo considerada una extranjera.

Un año después el 19 de diciembre de 1778 al fin tiene su primera hija, y luego el 22 de octubre de 1781 nace el heredero al trono el príncipe Luis José, tras el nacimiento de estos modifica un poco sus hábitos y como capricho se centra en la construcción de un pequeño pueblo dentro de Versalles creando así muchos más gastos situación que aumenta las molestias en su contra.

Tiene a su tercer hijo Luis Carlos, el 27 de marzo de 1785, dos años después nace el 9 de junio de 1787 su última heredera, Sofía Beatriz a quien la tuberculosis le arrancará la vida un año después.

La caída de la corona

Los excesos y excentricidades de la reina es algo que molestaba y fueron el detonante final para la revolución francesa, a pesar de solicitar ayuda de otras monarquías no pudieron evitar lo q se venía.

La familia real trató de escapar, sin embargo, estos son reconocidos al llegar a Varennes, y una muchedumbre los detiene y les hace regresar a París. Un año después la residencia real es tomada por asalto y los reyes hechos prisioneros.

María Antonieta acompaño y apoyó a su esposo hasta sus últimos momentos y murió decapitada el 16 de octubre de 1793.

 

3.7/5 (3 Reviews)

 

Dejar un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar