Cayo Julio César

Julio Cesar nació en roma el 13 de julio del año 100 a.C. en una familia acomodada. A los 10 años de edad Marco Antonio Gnifón le enseñó materias como la literatura clásica y su lenguaje mejoró, así como su oratoria, importante para su futuro político.

Su tía Julia casada con Cayo Mario, heroico plebeyo gracias a su destreza militar, logro involucrar en temas políticos a la familia. Julio acudiría a la ceremonia que sustituía sus vestiduras infantiles por las adultas a la edad de 15 años. Y para ese mismo año falleció su padre.

Al poco tiempo se casa con Cornelia, la hija de uno de los máximos dirigentes logrando involucrarse totalmente en la vida política y enfrentarse a los corrompidos patricios. De esta unión nace su hija Julia.

En el 82 a.C. huye a Asia y pasó a estar al servicio del propretor Termes, confiriéndole el grado de oficial y debido a sus victorias, Termes lo envía a la corte del rey de Bitinia, Nicomedes surgiendo una gran amistad entre ambos y tras la muerte de termes, esta pasa a ser una provincia romana.

julio cesar

Su regreso a Roma

En el 78 a.C. con la muerte de SilaCésar regresa a Roma. Los seguidores de Sila dominaban el Senado. Decidiendo viajar a Rodas para formarse en oratoria y retórica.

Con la muerte de su tío Aurelio Cota en el 74 a.C. ocupa la plaza vacante en el Colegio de Pontífices de Roma. Para el 68 a.C. es nombrado cuestor, y Tres años después fue nombrado edil curul.

Presenta su candidatura al puesto tras la muerte del presidente del Colegio de Pontífices, y por su popularidad entre el pueblo, es nombrado pontifex maximus, pretor y propretor en Hispania Ulterior en el a.C. y posteriormente regresa a roma en el 60 a.C.

Debido a su amigo Craso, logra formar con Pompeyo un triunvirato, sociedad de defensa reciproca, y por ello fue designado cónsul. El triunvirato se corroboró gracias al matrimonio entre Pompeyo y Julia (su hija). César se formó con todo el poder a la muerte de Craso en el 53 a.C.

Julio César se reunió ante el Senado el 15 de marzo del 44 a.C. para debatir la batalla contra los partos (una de sus leyes), al sentarse ve que lo rodean y acto seguido es apuñalado, su hijo también era uno de los asesinos, cae sin vida con 23 puñaladas ante la estatua de Pompeyo.

 

0/5 (0 Opiniones)

Dejar un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar