Juan Santos Atahualpa

Juan Santos Atahualpa es un indígena peruano, que dirigió la rebelión indígena de 1742, Se presume que nació en el Cuzco en 1710. Según los cronistas españoles, Juan era descendiente de los incas. Fue líder entre los indígenas y odiado por la población blanca.

Era un hombre culto, formado por los jesuitas españoles. Aparte de idioma nativo, quechua, hablaba otras lenguas indígenas y dominaba perfectamente el español y el latín. Recorrió varios países junto con sus maestros jesuitas: España, Portugal y Angola.

Antes de viajar por el mundo recorrió Perú y desde 1740, se puso al servicio de la misión Jesuita en Chanchamayo. A pesar de que la formación de Juan Santos era básicamente religiosa y de igual manera su discurso, la rebelión que dirigió fue justo contra los franciscanos de Misopango.

Juan Santos Atahualpa, fue un ser misterioso porque a pesar de que era líder indígena, poco se sabe de su vida, menos de su muerte, solo los detalles de la hazaña de rebelión que dirigió, lo demás todavía continúa en silencio.

La rebelión estalló en 1742. Su meta era restaurar el imperio Inca, para ello se auto proclamó Apu Inca, un tratamiento que se le daba a los reyes del imperio incaico. En ese momento tenía entre 30 a 40 años. Las crónicas lo describen como un mestizo alto, poco vello y buena cara.

El relato del comienzo de la rebelión, lo describe como una especie de mesías, parado frente a un río con una bata indígena y una cruz colgada en el pecho, dirigiéndose a los indios selváticos. En efecto, Juan llamó a la rebelión para cesar el trabajo forzado al que eran obligados los indígenas.

Puede ser la primera causa de la rebelión, pero, los historiadores dicen que existieron muchos factores políticos y económicos que llevaron a este levantamiento, por no hablar de los motivos religiosos, ya que quienes sufrieron más con la rebelión fueron los misioneros franciscanos.

Las misiones consideraban que a los indígenas había que civilizarlos, por lo tanto, los sacaban de su hábitat natural y los agrupaban en poblaciones, esto tuvo consecuencias muy graves pues se levantaron epidemias que dejaron saldo de muertos de no menos de 1250 por año.

Se dice que Juan no improvisó esa rebelión sino, que fue un plan que en un principio no funcionó pero que luego tuvo apoyos de diferentes etnias, incluso, las de la sierra que bajaron a la selva. Se instaló entre los indígenas conversos.

El misterio de Juan Santos Atahualpa

A partir de 1756, Juan Santos desapareció sin dejar rastro. El propio Virrey comentaba que desde esa fecha el “indio rebelde” no se veía, algunos otros contaban pero sin veracidad que, había sucedido una revuelta entre su gente y que había tenido que matar a Antonio Gatica por traición.

También comentan que murió en Metraro por una pedrada en la cabeza, otros dicen que por envenenamiento, lo cierto es que no apareció nunca más y desencadenó una serie de mitos y leyendas maravillosas. Los indígenas creen que ascendió a los cielos rodeado de nubes.

 

0/5 (0 Opiniones)

¡Compártelo en tus redes sociales!
 

Dejar un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar