Juan Calvino

Juan Calvino el teólogo de la Reforma Protestante, nació en Noyon, un municipio del departamento de Oise en Francia, el 10 de julio de 1509. Su nombre de pila fue Ehan Cauvin. Desde sus primeros años, ya anunciaba inclinación por los asuntos religiosos y espirituales.

Gérard Cauvin, un abogado, secretario del Obispo de Noyon y Jeanne Lefranc fueron sus padres quienes lo educaron bajo la fe católica. Estudió en el Collège de la Marche y en el Collège de Montaigne instituciones que también formaron personalidades como Ignacio de Loyola.

A los 14 años ingresó a la Universidad de París e inicia estudios de derecho y humanidades. Luego se muda a la Universidad de Orleans y en 1532, se doctoró por esa misma universidad en Derecho. Durante sus años universitarios se inicia en los estudios sobre la filosofía de Martín Lutero.

A los 22 años comienza a perfilarse como filósofo cuando publica De Clementia de Séneca. Al año siguiente ocurre su fractura con la iglesia católica cuando debido a su influencia en el discurso pronunciado por el rector de la universidad de la Sorbona, este es perseguido.

A raíz de este evento, comienza la aventura de Calvino como protestante al catolicismo, ya que se le abrió a Nicolás Cop, el Rector, un expediente acusándolo de ofender a la iglesia. Ambos huyen de París.

Efectivamente, el discurso estuvo plagado, no de ofensas sino, de verdades que se traducían en reclamos, ya que las autoridades eclesiásticas, por esa época, se dedicaron a perseguir a quienes no comulgaban fielmente con esa doctrina.

Calvinismo, la nueva religión

Este fue el comienzo del calvinismo: separación de la autoridad del Papa, negación de la sucesión apostólica y el modelo de la Biblia como único camino para alcanzar la perfección y la gracia. Sin embargo, no fue el único reformista por aquellos tiempos.

En ese mismo tenor, apareció Guillaume Farel, un pastor también francés, que lideró la Reforma en Suiza, este reformador instituyó la Teocracia, una forma de gobernar que mezclaba religión y líderes políticos.

Calvino y Farel trabajaron juntos en Ginebra y en 1536 viajaron a Lausana para debatir sobre qué religión debía instituirse en los territorios del Duque. En 1537, ambos, presentaron 4 puntos para la Reforma.

Las cuatro bases de la Reforma de Calvino

Calvino pidió reformas en relación con el matrimonio y que se celebrara la eucaristía o cena del señor lo más sencillo y frecuentemente posible y reformas.

Asimismo, solicitaba la instrucción de los niños en la fe, por sus padres. Y por último, que los feligreses participaran en los oficios religiosos, con el canto de Salmos.

Calvino falleció en mayo de 1564.

0/5 (0 Reviews)

 

Dejar un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar