Josefa Ortiz de Domínguez

México tiene muchas heroínas en su historia. Una de ellas es María Josefa Crescencia Ortiz Téllez-Girón, popularmente se le conoce como  Josefa Ortiz de Domínguez, natal de la capital azteca, de Ciudad de México , nace el día 8 de septiembre del año 1768.

Fue llamada La Corregidora, por ser la esposa de Miguel Domínguez, quien era el Corregidor de Querétaro. Ambos fueron antecesores del movimiento de insurgencia acompañados del cura Higaldo.

Josefa Ortiz, con descendencia española, quedó huérfana muy joven. Su padre José Ortiz, era capitán del Regimiento Los Morados, quien murió torturado cumpliendo sus deberes. Su madre Manuela Girón murió poco después.

María Sotero Ortiz, su hermana mayor, quedó a cargo de la pequeña, procurando que recibiera una educación según su estatus; Josefa estudió en el Colegio de las Vizcaínas de San Ignacio de Loyola, donde aprendió lectura, escritura, matemáticas y oficios como la cocina y la costura.

Josefa Ortiz se casó con el funcionario Miguel Domínguez en 1791, a quien conoció en una visita al colegio donde estudiaba cuando él trabajaba en la oficialía del Virreinato. La boda se celebró en el Sagrario Metropolitano de la Ciudad de México.

Esta heroína se dedicó a ser ama de casa, como cualquier mujer de esa época. Tuvo 12 hijos propios y crio a dos de su esposo, ya que la madre de éstos había fallecido.

Mujer Luchadora

Josefa sufrió los abusos que los españoles de la época les daban a los criollos, clase social que era considerada de “segunda”. Luchó para que mejoraran los problemas que se presentaban con su clase social y los intereses indígenas.

Josefa se preocupó por defender sus derechos y por una mejor calidad de vida. Hizo muchas obras sociales junto a su esposo. Josefa pertenecía a los criollos, y estos comenzaron a organizarse. Se reunían en grupos literarios, donde se dedicaban a leer y debatir ideas de La ilustración.

Del complot a la independencia

En 1810, el juez Rafael Gil de León, supo que los grupos literarios eran conspiradores, por lo que el Corregidor Domínguez, aun sabiendo de la lucha, debió tomar acciones; puso Josefa bajo resguardo en un dormitorio para que no alertara a los demás.

Josefa por medio del alcalde Ignacio Pérez logró enviar una nota al Cura Hidalgo, causando que se adelantara el grito de independencia para el 16 de septiembre de 1810. Josefa Ortiz de Domínguez muere en Ciudad de México el 2 de marzo de 1829.

Todo sobre Belisario Porras Barahona.

0/5 (0 Opiniones)

Dejar un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar