José de la Riva Agüero

José Mariano de la Riva-Agüero y Sánchez-Boquete, fue un militar, así como político, de origen peruano. Es famoso debido a que fue una de las figuras más prominentes detrás del proceso independentista de Latinoamérica; aunque también es conocido por haber sido el primer presidente de la República Peruana, siendo la primera persona en usar la banda presidencial bicolor propia del Perú. No obstante, vale destacar que este cargo lo obtuvo producto de un golpe de estado, y no por decisión del pueblo peruano.

Orígenes

Riva-Agüero nació el 3 de mayo de 1783 dentro Lima, que en aquel momento era parte del Virreinato del Perú. Sus padres fueron José de la Riva Agüero y Basso della Rovere, y maría Josefa Sánchez-Boquete y Román de Aulestia. Sus padres, ambos nobles, le dieron una vida opulenta a José Mariano. De hecho, es por esta misma nobleza que hereda, por parte de su madre, el título nobiliario de Marqués de Montealegre de Aulestia.

Como era usual en jóvenes de grandes familias latinoamericanas de la época, Riva-Agüero viajó hasta España para poder realizar sus estudios y su carrera naval. Aunque se vería envuelto en el conflicto de las invasiones napoleónicas que iniciaron en 1808, siendo condecorado por la Orden de Carlos III y teniendo acción militar junto al ejército español en Guipúzcoa, Burgos y Córdoba.

Un conspirador en la ciudad de Lima

Mientras estaba en España empezó a simpatizar con distintas personas a favor de la independencia americana. Al ser nombrado con un cargo dentro de Tribunal Mayor de Cuentas de Lima, este llega a Perú en 1810, decidido a dar su completo apoyo al movimiento independentista.

Es probable que muchas de sus intenciones se conocieras desde antes de que llegara a Lima, ya que al salir de España, llega a Buenos Aires, desde donde es aprehendido por las autoridades locales en Mendoza, Montevideo, y otros lugares. Aunque siempre por corto tiempo.

De hecho, todas las reuniones de la logia independentista local se llevaban a cabo en su casa, y debido a que estuvo implicado en cada una de las conspiraciones que aparecerían en Perú, a menudo tuvo que ser rescatado de distintas intervenciones por sus amigos y familiares con posiciones poderosas.

Durante estos años, mantuvo un fuerte contacto con José de San Martín. A través de sus cartas, pudo dar información vital sobre cómo deberían de abordar el plan el Ejército de los Andes frente a Perú, por lo que Riva Agüero sobresale como una figura importante en la emancipación americana.

No obstante, casi es enviado a España luego de que un mensajero con correspondencia entre él y San Martín fuera apresado por el virrey Joaquín de la Pezuela. No obstante, esta medida tuvo que ser suspendida debido a la llegada de las fuerzas de San Martín y la apelación legal que se realizó.

Aun durante este tiempo, siguió siendo una influencia muy grande para los movimientos independentistas, siendo una de las razones para que el Batallón Numancia dejara a los realistas de lado, se crearan distintas guerrillas y llegó a tener distintos espías entre líneas realistas.

Ante todo esto, luego de reunirse con José de San Martín en Huaura, obtendría el frado de colonel y tuvo un papel importante a desempeñados en la marcha sobre Lima que ocurrió en 1821. También siguió con la recolección de recursos para que continuara a guerra de la independencia.

El presidente del Perú

Ya en 1823 las presiones de ejército hicieron que la junta gubernativa impuesta por San Martín claudicaran. Esto llevo a un golpe de estado en el que estuvo José Bernardo de Tagle momentáneamente en el poder antes de que el Congreso eligiera a Riva Agúero como el nuevo presidente peruano, y el primero.

No obstante, luego de que José Canterac arremetiera contra Lima ese mismo año, este tuvo que huir junto con el poder ejecutivo y legislativo, finalmente quedando fuera del poder luego de las presiones por parte del congreso.

En los años siguientes estaría desterrado del Perú, llegando a Europa, donde pasó algunos años, llegándose a casar con la princesa belga, Carolina Arnoldina Irene de Looz Corswarem en 1826.

No conseguiría llegar a Perú nuevamente hasta 1834, llegando a recuperar el rango de Gran Mariscal dentro entre las fuerzas armadas, pero después de golpe de estado de 1835, volvería a salir del país hasta Chile. Luego de varios años entre guerras, estando envuelto en las políticas chilena y peruana, al final terminaría volviendo a Lima, muriendo el 21 de mayo de 1858.

¡Puntúa esta biografía!
(Votos: 17 Promedio: 4.9)

3.349 lecturas

Más Personajes Históricos