Ignacio Allende

Ignacio José de Allende y Unzaga, militar independentista Mexicano, nació en San Miguel de Allende conocido en esos años como San Miguel el Grande en 1769 y murió en Chihuahua en 1811, Allende fue uno de los protagonistas de la insurrección guiada para lograr la independencia de México.

Ignacio Allende fue un criollo, de buena posición económica y de familia, en el año 95 ingresó al ejército donde destacó por su carácter y vocación, tras esta sólida formación militar obtuvo el grado de capitán en el año 97.

Pero fue en Jalapa, donde conoció a otros compatriotas criollos al igual que él, y que compartían su misma ideología política, la cual tenía como base el descontento contra el gobierno Español y el anhelo de un rompimiento con este régimen.

Tras varias luchas, y después de alcanzar diversas victorias, tuvo como resultado el reconocimiento de sus congéneres, al igual que su perfeccionamiento en el arte militar y pensamiento político.

Allende, un camino forjándose

En el año de 1809 se descubrió una conspiración en Valladolid por el Gobierno virreinal, pero Allende logró advertir la misma a otros de sus partidarios en Querétaro, donde fueron avisados oportunamente.

Como resultado de este aviso se estableció un adelanto de la rebelión, y a las primeras luces del sol del 15 y 16 de septiembre del año de 1810 convocaron a todo el pueblo a toque de campana con el fin de tomar las armas tras esta señal.

Un conglomerado de personas aparecieron en escenas donde destacaban criollos y también indígenas, quienes marcharon hacia San Miguel donde marcharon con la insignia de la Virgen de Guadalupe en sus estandartes.

Todos encaminados hacia el rumbo de su independencia, y con el objetivo de alcanzar lo que tanto se anhelaba en aquel momento: una libertad plena, donde se rompieran definitivamente las cadenas opresoras del virreinato español.

El camino hacia la victoria de Allende

En Guanajuato los insurgentes completamente descontrolados, asaltaron de forma definitiva la alhóndiga de Granaditas y asesinaron a los españoles con sus familias incluidas, causando gran enemistad entre Hidalgo y Allende.

Allende deseaba alcanzar la libertad pero con una visión militar y no acciones violentas como proponía Hidalgo, así que propuso ocupar la ciudad de México, pero con temor de que la matanza anterior se repitiera decidió retroceder.

Tras irse de la ciudad, se retira del mando y el ejército pasa a dos divisiones la primera dirigida por Ignacio López y la segunda con Allende e Hidalgo quienes deseaban buscar ayuda en los Estados Unidos.

Pero, este objetivo nunca pudo ser alcanzado puesto que en Acatita de Baján, Coahuila, fueron aprehendidos por Ignacio Elizondo y Allende fue condenado a ser fusilado.

4/5 (4 Reviews)

¡Compártelo en tus redes sociales!
 

Dejar un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar