Eduardo Santos

Biografía de Eduardo Santos

Eduardo Santos Montejo es reconocido por ser el presidente de Colombia en los años 1938 hasta 1942, cuyo mandato fue llamado ¨el gobierno de pausa¨, ya que por su mandato fue detenido la revolución que iba llevando el antecesor al poder, el expresidente Alfonso López Pumarejo. Además de su mandato de presidente, también fue un gran abogado, político, periodista y Humanista.

Infancia y estudios

Santos nació el 28 de agosto de 1888, en la región de Tunja, capital del departamento de Boyacá, Colombia.  Fue hijo de Francisco Santos Galavis, un poderoso político y periodista, y de Leopardina Montejo Camero. Por línea paterna, era familiar lejano de María Antonia Santos Plata, una gran mujer independentista.

Se puede decir que tuvo una infancia bastante común y tranquila hasta el año 1900, que es cuando lamentablemente fallece su padre. Posteriormente empieza sus estudios universitarios en la Universidad del Rosario de Bogotá, posteriormente culminando sus estudios en la Universidad Nacional, graduándose en derecho y ciencias políticas. Posteriormente se muda a Francia, para estudiar literatura y sociología.

Posteriormente se regresa a su país natal en 1910, en donde inicia su carrera periodista junto a Tomás Vargas, su jefe en el diario El Tiempo, luego comprado por Santos. En este comenzó en una sección llamada la revista, en donde exponían principalmente temas históricos, literarios y políticos. Posteriormente fue clausurado por dos años, por críticas gubernamentales que se decían en el mismo.

Creador del partido republicano

En el ámbito político, Santos empezó a verse inmiscuido rápidamente, ya que fue el creador del Partido Republicano, partido que llevaba junto a sus compañeros Carlos Restrepo y Luis Cano. Sus actos fueron importantes ante las reformas constitucionales posteriores, en 1910, que marcó acuerdos entre ambos partidos existentes: conservadores y liberales.

En 1930 colaboró a la llegada del presidente liberalista Enrique Olaya Herrera, posteriormente trabajó en su mandato como canciller de la república y ministro plenipotenciario ante Europa, además de otros cargos. Sin embargo, no se hallaba del todo conforme con su puesto.

Mandato como presidente

En 1938 se postula como presidente de Colombia, resultando electo. En su mandato se ubicó un poco más derechista que el anterior, y logró establecer muchísimas realizaciones, como lo fue el Instituto De Fomento Industrial (IFI), el Instituto de Crédito Territorial (ICT, actualmente INURBE) y el Banco Central Hipotecario (BIC). También realizó el descanso dominical y la remuneración mayor de los días festivos laborales, creo la organización del ministerio del trabajo e impulsó la creación de la Escuela de Policía General Santander. Con respecto a la política fuera del país, en su mandato fomentó y creo embajadas en países americanos donde antes no había, y firmó con el gobierno venezolano un tratado de límites, además de un pacto amistoso.

Santos fue reconocido mundialmente por tratar de mantener una posición neutral durante el período que se desencadenó la segunda guerra mundial, considerándose como uno de los más sabios presidentes en la época de la posguerra. Fue el principal cabildo de la firma del Acta de Chapultepec, en el año 1945, donde instó a los demás países a formar una base, la cual sirvió posteriormente para el tratado de asistencia en Rio de Janeiro.

Recibió en Nueva York (y posteriormente en Cartagena) el título de honoris causa, de parte de la Universidad de Rochester, y la Universidad de Cartagena.

Al finalizar su mandato, en 1946 Santos se convirtió en el líder del partido liberalista, promoviendo el nombre de Gabriel Turbay para el próximo mandato. Sin embargo, este pierde las elecciones.

Con respecto a su matrimonio, se casó con Ana Lorenza Villegas Restrepo, una líder cívica y futura primera dama; con la cual tuvo una hija, Clara Santos Villegas, pero lamentablemente fallece cuando aún era niña.

Durante los sucesos ocurridos en el Bogotazo, realizado el 9 de abril de 1948, el partido liberal acude a una junta de negocios ante el gobierno del conservador Ospina Pérez, buscando una solución pacífica ante el caos y los múltiples suburbios que ocurrían por el asesinato de Jorge Gaitán, el actual presidente del partido. Tenían como idea principal que Espina renunciase y quedase como nuevamente presidente Santos, pero esto nunca pasó.

En sus últimos años, Santos se encargó de participar en la comisión bipartidista, encargados principalmente de reordenar el sistema democrático del país en esa época, tras la dictadura. Además de esto, se encargó de dedicarle sus últimos años de vida al periodismo, y continuar varias obras de su esposa Lorencita Vargas.

Finalmente, Eduardo fallece a sus 85 años, el 27 de marzo de 1974, en Bogotá. Se consideró como un excelente defensor de la modernización, la justicia social y la libertad.

¡Puntúa esta biografía!
(Votos: 0 Promedio: 0)

34 lecturas

Más Personajes Históricos