Edgar Negret

Colombia ha sido la cuna de uno de los escultores latinoamericanos más influyentes de los últimos tiempos; su nombre es Edgar Negret, nacido en la provincia de Popayán el 11 de octubre de 1920. Negret con el paso de los años se convirtió en el representante de la escultura moderno, un arte lleno de composiciones divergentes y abstractas.

Sus obras han logrado conquistar su país y proyectarse fuera de sus fronteras, asumiendo con mucha responsabilidad las tendencias más populares del mundo artístico y plástico del siglo XX, lo que le aporta mayor valor a sus obras, llenas de originalidad y una fuerza expresiva.

Fue en 1946 cuando Edgar Negret realizó su primera exposición como solista, lo que le permitió viajar por el mundo a instalarse en países como Nueva York, Madrid y París. Sin embargo, lo que realmente catapultó su trabajo fueron los materiales que empleaba en cada una de sus composiciones, las cuales se paseaban por yeso, acero, hierro y hasta cerámica, sin olvidar el aluminio, como el más predominante. Todo ello bajo la influencia de Gaudí y Brancusi, artistas que determinaron su formación y corriente artística.

A partir de la década de los años 50, Negret comenzó a realizar composiciones significativas con elementos abstractos y escultóricos, las cuales estaban conformadas por elementos metálicos que se movían, lo cual abría paso a la esencia de una tecnología industrial dentro del arte. A medida que tomaba más experiencia en el mundo de la escultura, sus creaciones fueron evolucionando con ensamblajes de barras de colores, planchas, turcas y tornillos.

Sin embargo, a pesar de todo el éxito que corría tras su espalda, decidió ausentarse de medio artístico durante más de 15 años, pero después de ese tiempo; regresó con todas las fuerzas a su natal Colombia para ser partícipe del XV Salón Nacional de Artistas de Colombia, donde se adjudicó el primer galardón en Escultura con su obra Vigilante Celeste.

Otro de sus grandes éxitos se encuentra ubicado en Venezuela, específicamente en la ciudad de Valencia, donde se construyó la obra más grande de Negret, la cual lleva por nombre Horizonte, y se trata de una imponente pieza roja metálica de 16 toneladas de peso y 10 metros de altura, la cual simula especie de hélices en el aire.

Durante sus últimas horas de vida, Edgar Negret estaría siendo homenajeado por la Alcaldía Municipal de Colombia y la Dirección de la Casa Museo Negret & MIAMP; por sus 92 años de vida. Para sorpresa de muchos, ese mismo día, es decir, un 11 de octubre del año 2012, el afamado escultor colombiano, hijo del reconocido general Negret, falleció luego del ameno agasajo en vida.

A pesar de su inesperado fallecimiento, el legado del artista sigue estando vigente en las exposiciones, obras públicas y referencias del mundo artístico, pues se encargó de trabajar para posicionarse como un estilo diferente, vanguardista y moderno, sin dejar a un lado la verdadera esencia del arte contemporáneo y las raíces de las artes plásticas.

0/5 (0 Reviews)

¡Compártelo en tus redes sociales!
 

Dejar un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar