Duquesa de Alba: Biografía, títulos, condecoraciones

Aprende quien es esta importante figura española, la duquesa de alba y toda la historia que la envuelve, más los comentarios a su imagen. No te pierdas toda esta información.

duquesa-de-alba

¿Quién era la Duquesa de Alba?

María del Pilar Teresa Cayetana de Silva y Álvarez de Toledo fue el nombre de la duquesa, una mujer que tuvo a su alrededor un hilo de tabúes y mitos, debido a su forma de ser y actuar en frente de la nobleza. Es la figura de la aristocracia con más títulos en la historia, además, fue resaltante por tener distintos amantes, de los cuales se cree que el pintor español Francisco de Goya fue uno de esos.

Su vida no fue sencilla, tuvo muchos momentos duros por el desapego de sus padres, los cuales las dejaron en varios momentos sola, haciendo que la tristeza fuera uno de los sentimientos más conocidos por la misma. Fue una chica que siempre lograba llamar la atención y, por ello, contó con la atención y gracia de varios amantes en su nombre, la Duquesa de Alba joven fue una mujer hermosa, codiciada por muchos.

Las historias que rodearon a la misma, son puras estipulaciones, dado que los datos que se tiene de la misma no son muchos. Algo resaltante es que estuvo presente en ese cambio de cultura, la Ilustración de Francia,  en España y como esas ideas estaban colocando en hilo flojo los cimientos de la monarquía, la cual tuvo un momento turbio para el reinado de Carlos III.

La duquesa logró ver como la monarquía logró resistir esos cambios turbios, los cuales se lograron paralizar, gracias al apoyo de la aristocracia de la monarquía. Finalmente, se corona a un sucesor Carlos IV para  seguir con la línea de la realeza y poder monárquico.

María del Pilar fue una mujer extravagante, que aunque no se tenga mucho registro histórico, se sabe por lo menos de los distintos títulos que tuvo, más una impresión de su imagen por varias pinturas a su imagen.

Niñez

María del Pilar Teresa Cayetana de Silva y Álvarez de Toledo nace el 10 de junio de 1762, fue primogénita de Francisco de Paula de Silva y su madre fue Ana María Álvarez de Toledo Portugal,  dos nobles con títulos de duque de la ciudad de Madrid. Desde pequeña su vida fue complicada, fue diagnosticada con una enfermedad grave, tal fue la magnitud de la gravedad, que al momento de tener que realizar el bautizo, el cura tuvo que ir a su casa.

El nacimiento de la misma, era considerado por sus padres como algo milagroso, dado a que ambos pasaron por ciertas perdidas antes de tenerla. Su infancia se vio envuelta en diversos conflictos emocionales, puesto que, sus padres la hicieron un lado más de una vez y la dejaban a manos de sus educadores.

Creció como una mujer muy culta, debido a que sus padres solo buscaban la excelencia de la misma y, por ende, pasaba gran parte del tiempo las puertas de su hogar.  Su enfermedad fue evolucionando, pero sus padres no dieron la atención que debían a la misma, no obstante, eso no fue motivo de desánimo para ella, siguió esforzándose por el mero hecho de querer vivir.

La muerte de su padre fue un golpe duro para familia, cosa que haría que su madre pasara por distintos matrimonios, hasta finalmente desposarse con Antonio Ponce de León.

En la duquesa se crearía un sentimiento artístico, debido a su madre y padre. La primera sería una mujer que se manejaría por el arte, al ser pinora y poeta, en cambio su padre será un completo ilustre, que apoyaría las ideas expuesta en Francia en los cambios dados por la Ilustración.

María del Pilar Teresa Cayetana de Silva y Álvarez de Toledo, XIII duquesa de Alba - Colección - Museo Nacional del Prado

Matrimonio y vida adulta

La vida de la duquesa fue un sinfín de emociones y bajezas, la cual se vio influenciada por muchas de las situaciones que le pasaban, una de ellas fue el matrimonio que tuve que realizar con su primo para poder mantener la fortaleza y poder del título del Alba.  Siempre se quiso mantener el poder para evitar que familias como la Osuna, pudieran ganar poder político en la aristocracia por si el título se perdía con la última de la línea familiar.

Viviría en distintas casas, pero la más destacada en el momento de contraer matrimonio, sería la Piedrahíta, mansión construida y regalada por su abuelo. En la mansión de la noble, tendría una gama distinta de figuras celebres que pasarían por la  puerta de su hogar, desde figuras políticas hasta figuras artística como Francisco de Goya.

La pintura de “La Duquesa de Alba” por Goya,  sería una de distintas pinturas que pintaría el artista como retratos de la misma, plasmando toda su belleza y encanta en cada una de sus obras. Los rumores aludían que el tiempo que pasaban el artista y la duquesa, no solo era por retratarla, sino que ambos tenían una relación amorosa.

La figura de la duquesa, se vio señalada por distintos rumores y cuentos, relacionados con amoríos que tenía, algunos confirmados y otros no. Fue una mujer que le importaba poco lo que hablarán de la misma, algo que para la época y para la posición de nobleza que tenía era algo impactante y que pudiese ser en cierta medida algo chocante para las figuras importantes de la época.

Es una de las nobles con mayor cantidad de títulos reales por parte de la Corona Española, poseyendo hasta XXX títulos de nobleza, lo cual la clasifica como una de las figuras y mujeres más importante de la época.

Últimos Momentos de la Duquesa de Alba 

María murió por una fiebre fuerte, pero algo imprevista para ella y sus cercanos, dado que semanas antes se le notaba sana y fuerte, por ende, le pareció extraño a todos que pasara, sus criados la cuidaron hasta al final. Murió a los 40 años en el año 1802, en su casa y viuda.

Si te gustó el artículo, te invito a leer sobre: “La biografía de Winston Churchill”. La historia de un gran personaje ingles, que seguro te

 

¡Puntúa esta biografía!
(Votos: 0 Promedio: 0)

156 lecturas

Más Personajes Históricos
No se han encontrado entradas.