Ciro II El Grande

Ciro II, El Grande fue un rey persa que fundó el imperio persa aqueménida, este imperio abarcó grandes territorios de lo que hoy es Irán, Afganistán, Turquía, Chipre, Uzbekistán, Siria, Israel, Rusia, Irak, Palestina, Grecia, Turkmenistán, Líbano y Egipto.

Nació en Circa entre el 600 y el 575 a.c. Hijo de Cambises I y Mandana. Cambises I, fue también rey persa de Anshan y su madre, hija de Astiages, el último rey de Meda. Sustituyó a su padre en el 559, luego se rebeló contra los medos, batalla de la cual salió victorioso.

Los medos, sin embargo, no fueron destruidos. Ciro II perdonó a Astiages e hizo alianzas para unir e integrar a ambos pueblos. Esta unificación de Meda y Persia así como su aceptación a las diferencias religiosas, sirvió como referencia de grandiosidad para Ciro II.

Luego de posicionarse en Elam, continuó conquistando territorios, y es así como llega hasta Lidia y persiguió a su rey: Creso, hasta la Anatolia Occidental donde lo derrotó para invadir Sardes, capital de Lidia.

En el 540 emprendió una campaña para conquistar Babilonia, su primera victoria contra los babilonios ocurrió en la Batalla de Opis, cuando la ciudad de Sippar se rindió. Con este triunfo, Cirro II incorporó más territorio a su imperio persa.

Esta conquista fue posible, gracias a los sacerdotes babilonios quienes lo apoyaron ya que estaban enfrentados a su rey: Nabonido, por las reformas religiosas que había implementado. Luego de sus conquistas, Ciro II se hizo llamar “Rey del Mundo” y “Rey de los cuatro extremos de la tierra”.

Regreso de los judíos a Jerusalén

Una de las grandes obras de Ciro II, fue liberar a los judíos y permitir su regreso a Jerusalén, así como la reconstrucción del templo de Salomón. También hizo lo mismo con los arameos, los liberó y envió a su territorio natal, Siria.

Con estas acciones de Ciro II, los reyes de Siria y los territorios fenicios le rindieron honores y sumisión, por lo que esas regiones quedaron como protectorados de Persia. Asimismo, ayudaron a este gran rey, con flotas para sus posteriores conquistas.

Hacia el 530 a.C, hizo esfuerzos por pacificar a los escitas que eran los pueblos nómadas que pululaban por las fronteras de su reino. Ciro II, también fue considerado sabio y culto pues demostró su sabiduría respetando las tradiciones y permitiendo la libertad de culto.

Ciro II El Grande y los Derechos Humanos

Fue el primer promotor de los derechos humanos. Cuando liberó a los esclavos en Babilonia, expresó que todos tenían el derecho a elegir su religión. También promulgó el derecho de todos a una vida digna sin importar la raza.

Todos estos decretos fueron inmortalizados en escritura cuneiforme en un cilindro, que hoy día se llama el Cilindro de Ciro, es considerado el documento que inaugura los derechos humanos y ha sido traducido a seis idiomas.

Ciro II, El Grande fue muerto en la batalla que libró contra los masagetas, el 4 de diciembre del año 530 a. C. 

 

 

Dejar un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar