Arturo Vidal: Biografía, trayectoria, palmarés y más

Arturo Vidal es uno de los grandes futbolistas chilenos de lo que va de siglo XXI, un talentoso, polémico y exitoso representante de su generación. Revisemos aquí su vida y trayectoria profesional.

Arturo-Vidal-1

Las dos caras del Rey Arturo Vidal

Una de las imágenes recientes que tiene el mundo profesional de Arturo Vidal es la del partido entre el Inter de Milán y el Real Madrid, en el contexto de la fase de grupos de la Liga de Campeones. Apenas en el minuto 32, una jugada que podía ser interpretada como penalti a favor del conjunto italiano desató la ira del jugador chileno.

Las agresiones verbales contra el árbitro no se hicieron esperar y pronto, a pesar de los esfuerzos de los propios compañeros, evolucionaron hasta un empujón desafiante hacia el moderador de juego. En menos de diez segundos, Vidal se había ganado la doble amarilla, siendo expulsado del partido. El jugador abandonó el campo entre gritos, dejando a su equipo vulnerable por su inferioridad numérica durante más de sesenta minutos, en los cuales cayó ante el Real Madrid 2-0.

La visceralidad ha sido la cruz del Rey Arturo durante toda su carrera, una suerte de temperamento explosivo que lo hace impredecible dentro y fuera del campo. Sus críticas duras hacia técnicos, compañeros futbolistas o fanáticos lo han puesto en el punto de mira de los medios de su país y de Europa, siempre prestos para reseñar el nuevo arranque de carácter de este pintoresco futbolista con barba vikinga, grandes tatuajes y característico mohawk.

Pero así como su comportamiento errático copa los titulares de prensa, también lo hace su estilo de juego. Vidal es un centrocampista extraordinario, poseedor de habilidades defensivas, organizativas y de ataque poco comunes en un solo cuerpo. Para muestra este vídeo, donde se expone el luminoso trabajo de obrero de Vidal en sus cortes defensivos, pases largos, tacos y fintas.

https://www.youtube.com/watch?v=S8RyZHRHIYU&ab_channel=GiocoNerazzurro

Vidal marca férreo, se desmarca con elegancia, mantiene el control desde el suelo, centra y patea al arco con exquisita precisión. Y al momento siguiente se hace expulsar por una rabieta. Convierte todos los penales que le son otorgados a su equipo, yendo y viniendo en labores esforzadas de defensa/ataque y luego estrella su Ferrari en Santiago, completamente alcoholizado.

Desarrolla proyectos de beneficencia en su urbe natal con su iniciativa Reyes de Barrio, pero llega ostentoso al estadio donde se desarrollan en un helicóptero. Son las dos caras de Arturo Vidal, de los jugadores más destacados de la Generación Dorada de la selección chilena. Quizá el empuje demostrado en el campo no existiría sin la impulsividad personal evidente en su comportamiento público.

Los primeros años de Arturo Vidal: San Joaquín, Colo-Colo y las categorías menores de la Roja

De cualquier modo, un balance psicológico parecido puede observarse en multitud de hombres talentosos, sobre todo en aquellos que se han visto impulsados desde una posición inicial muy humilde hasta un millonario estrellato.

Este es precisamente el caso de Arturo Vidal. Nacido en 1987, su primer lugar de vida es la comuna de San Joaquín, donde su talento futbolístico empezó a exhibirse desde edad temprana en el club local Rodelindo Román. Se trataba de un ambiente de pobreza, sin camisetas profesionales ni implementos deportivos básicos, como recordaba el mismo Vidal en una visita agridulce a San Joaquín en su adultez; se celebraba la inauguración de un estadio municipal con su nombre al mismo tiempo que cumplía el servicio comunitario dictado por su desastroso choque en Santiago.

No transcurrió mucho tiempo sin ser notado en su adolescencia por el equipo histórico chileno Colo-Colo. El joven Vidal cumplió con entereza todas las divisiones inferiores del sistema, aunque con expulsiones momentáneas hacia otros equipos menores del país, por su comportamiento inestable. Una vez que su brillantez deportiva destacó más que su excesiva personalidad, Colo-Colo se transformó realmente en su hogar por varios años.

Desde el año 2006, con diecinueve años, alcanzó su puesto de titular en el conjunto Cacique en su primer Torneo Clausura, donde juega casi todos los encuentros, al igual que en el Torneo Apertura de 2007, donde logra marcar regularmente y levantar la copa del campeonato. Su momento estelar se dio paralelamente en la Copa Sudamericana, donde descolló en su trabajo de campo, marcando además tres goles y llegando hasta la final con su equipo.

La Selección Nacional Chilena también lo puso rápidamente en la mira y con la Roja empezó lo que serían los éxitos más dulces de su carrera. Las primeras pruebas con los colores de su país se llevaron a cabo en el Sudamericano Sub-20 2007 para pasar al Mundial de la misma categoría.

Su actuación fue de una eficacia bestial: de ocho partidos jugados, Vidal anotó seis goles, convirtiéndose en uno de los grandes goleadores del evento, además de ser un asistente clave de sus compañeros. Tras ser crucial en la clasificación al Torneo de Canadá, tuvo también una actuación notable allí, marcando en varios partidos y conteniendo eficazmente el ataque rival.

A pesar de una expulsión con tarjeta roja por la agresividad de su juego y un grave incidente de violencia entre la policía de Canadá y varios jugadores chilenos, con el mismo Vidal a la cabeza, el Mundial fue histórico para los australes. El bronce del Tercer Lugar llegó finalmente a Chile.

Consagración en Europa y América: grandes Ligas, Copa América y Mundial

Sólo un par de años a este nivel bastó para que los ojos de Europa se fijaran en él. El primer equipo que saltó a recoger al joven Vidal para aprovechar su talento de primero fue el alemán Bayer Leverkusen, que había observado al chileno en plena forma durante la Copa Libertadores. El alto costo de su pase, diez millones de dólares, da una idea del profundo impacto e interés generado por el jugador austral en sus primeros años de actividad. De hecho, se trató en su momento del traspaso más costoso de la historia del fútbol chileno. Equipos italianos como el Lazio, el Inter o el Udinese quedaron fuera por poco de las negociaciones.

El Bayer buscaba sobre todo un defensa sólido para las siguientes cuatro temporadas. Pero encontró en Vidal un perfecto volante de contención y creación, feroz en el marcaje, potente en el disparo a media distancia y hábil en el juego de cabeza frente al arco, por su altura de 1.80.

Sus anotaciones fueron incluso decisivas tanto en la clasificación a la Copa de Alemania como en los enfrentamientos con los rivales tradicionales de Munich. Vidal acabó siendo el jugador designado para cobrar todos los penaltis del equipo, con un nivel de efectividad casi perfecto. En el Mundial de 2010, logrado tras unas Eliminatorias marcadas por sus polémicas declaraciones contra el técnico Marcelo Bielsa pero también por su brillante labor de asistencia y contención, Vidal jugó todos los partidos con la Roja, destacándose como jugador joven.

Arturo-Vidal-2

Apenas el contrato con el Leverkusen se acercaba a acabarse en 2011, empezó la cacería de todos los clubes europeos por la maravilla Vidal, desde el propio Bayern de Munich, el Barcelona o el Arsenal, hasta la Juventus. Esta última se llevaría finalmente el premio, contratando a Vidal por diez millones y medio de euros, durante cuatro años.

Puede considerarse de buen augurio que su primera entrada al campo con los colores de la Vecchia Signora fuera en sustitución del héroe del equipo Alessandro Del Piero, anotando además, un gol. En efecto, Vidal logró con el equipo siete títulos, entre campeonatos de Serie A, Supercopas de Italia y una Copa Italia, además del segundo lugar en la Liga de Campeones. Su fortaleza y habilidad le ganaron el apodo del Gladiador, siendo elegido como mejor jugador de toda la Serie A de la temporada 2012-2013.

La situación en Sudamérica era menos halagüeña. Vidal acudió a su primera Copa América en 2011, un evento en el cual la Roja no terminó de desplegar su potencial y estiró su participación a duras penas hasta Cuartos de Final, donde cayeron por sorpresa ante Venezuela. Por añadidura, pocos meses después fue protagonista de uno de los más famosos incidentes de indisciplina en la historia de su país, el llamado Bautizazo.

Tras acudir a la fiesta de bautizo del descendiente de Jorge Valdivia, nombre incluso más problemático que Arturo, cinco jugadores llegaron ebrios y tarde a la convocatoria de la selección, siendo suspendidos de inmediato por diez partidos. Vidal se disculpó públicamente en vídeo ante todos, lo cual le valió el único indulto del grupo por la Federación chilena. Pero la mancha lo seguiría acompañando.

Aún en su regreso, ocho meses después, el chileno enfrentó críticas por sus continuas expulsiones provocadas por un temperamento más descontrolado que nunca. Aún así, pudo levantar la actuación lo suficiente como para ayudar a resucitar a la Roja de sus cenizas y colocarla en el Mundial de Brasil 2014 a punta de goles, penales y asistencias providenciales.

Su segundo Mundial estuvo lastrado, además, por una fuerte lesión de meniscos que requirió operación. Su actuación fue de pura energía y resistencia, Chile lograría vencer al campeón del mundo, España; para luego ser eliminado por el equipo de casa, Brasil, en tanda de penales. El bajo rendimiento se manifestó también en el Bayern de Munich, equipo al que llegó por 35 millones de euros tras abandonar la Juventus.

La actuación descollante con el equipo italiano no pudo ser replicada en Alemania, donde su aporte fue sobre todo de ruda contención y cobro efectivo de penales, en medio de ausencias por distintos problemas de salud. Aún así, se las arregló para ganar con el Bayern dos títulos, la Bundesliga y la Copa de Alemania en 2015/2016.

Sin embargo, el destino le tenía reservado a Vidal un momento de gloria para superar el bajón. La Copa América 2015 jugada en su país natal encontró a la Selección roja en su mejor momento, bien engranada como una máquina juvenil de jugadas de peligro. Vidal tuvo varios números de cábala en el Torneo: no solo marcó el primer gol de todo el certamen sino también el gol número 1000 de la historia de la selección chilena. Su actuación fue esencial, marcando con goles de penal y de cabeza, otorgando asistencias cruciales, conteniendo al rival con muchísimo desgaste y abriendo juego desde el fondo.

Arturo-Vidal

Chile lograría llegar a su primera final de Copa América en décadas frente a la temible Argentina de Lionel Messi, empatando rudamente con ella para después vencerla en penales con excelente cobro de Vidal, quien fue elegido como el mejor Jugador del Partido. Fue su mejor momento. Nada, ni siquiera el accidente con el Ferrari producido en días anteriores, pudo empañar el momento. Podría incluso repetir la hazaña al año siguiente, en la Copa América Centenario de 2016, siendo Chile bicampeona contra todo pronóstico.

En Europa, Vidal se reencontraría con Lionel Messi, pero esta vez como compañero en el F.C. Barcelona, equipo al cual llegó tras un pago histórico equivalente a más de cien millones de dólares, por un par de años de juego. Su participación en el club azulgrana le permitió sumar un título más a su colección, el de la Liga española, llegando en su momento a ocho títulos europeos con distintos clubes.

Su estilo de juego se adaptó bien al Barcelona, al ser muy parecido a la maquinaria de la Roja, en cuanto a velocidad, toque rápido y roce físico. La estrella del equipo, Messi, a pesar de ser el completo opuesto en cuanto a temperamento, lo apreció como compañero y le ofreció su amistad.

Si te interesa también la vida del gran Dembélé, te invitamos a visitar este otro artículo de nuestra Web Ousmane Dembélé. ¡Sigue el link!

Vidal aterrizaría al final en el Inter de Milán, donde se encuentra actualmente, apenas iniciando su andadura de nuevo en Italia. Mientras que con la Selección chilena se ha quedado con el mal sabor de la clasificación fallida a Rusia 2018, tras la cual amenazó por redes sociales con irse de la Roja, para arrepentirse horas después. El genio y figura visceral de Vidal se mantendrá hasta la sepultura.

Hasta aquí nuestro artículo sobre Arturo Vidal. Hasta pronto.

Arturo-Vidal-3

¡Puntúa esta biografía!
(Votos: 0 Promedio: 0)

564 lecturas

Más Personajes Históricos