Agustín de Hipona

Agustín de Hipona es un santo de la iglesia católica, considerado, como uno de los máximos filósofos del cristianismo. Es conocido como Doctor de la iglesia. Nació en Tagaste, Argelia, al Norte de África el 13 de noviembre del año 354.

Hijo de patricios, de padre comerciante y pagano Su madre, una mujer virtuosa y entregada al cristianismo fue luego Santa Mónica. De ella aprendió los principios básicos de esa religión. Estudió los primeros años en Tagaste y luego fue enviado a estudiar Gramática en Madaura.

Fue un estudiante aventajado en las letras, especialmente las griegas. También se interesó por el teatro. Desde que leyó Hortensius de Cicerón comienza su interés por la filosofía, así que estuvo hurgando en varias escuelas buscando la verdad.

De Agustín se dicen muchas cosas de su vida íntima, entre otras, que era homosexual, lo cual está confirmado en Confesiones. Sin embargo, luego abandonó ese comportamiento cuando abrazó la fe cristiana. Más tarde también confesaría su paternidad de Adeodato, como hijo del pecado.

Finalmente, se convirtió al cristianismo cuando vivió en Milán. No solo por sus lecturas y apreciaciones sino por la influencia que ya traía de su madre, pero no sin antes pasar por el Maniqueísmo, una doctrina basada en principios de dualidad: el bien y el mal/Dios y el Demonio.

Fue magister rhetoricae en Mediolanum, (maestro de ceremonias) en Milán cuando Símaco su amigo, era Prefecto de Roma. Competía en oratoria con el Obispo Ambrosio de Milán, que fue justamente quien lo impulsó a creer en Cristo.

Conversión a la fe Católica

Con el obispo Ambrosio, comenzó a asistir a las liturgias como catecúmeno, en estas celebraciones, Agustín conoció los escritos de Plotino, un filósofo neoplatónico griego cuyas ideas también influyeron en la edificación del cristianismo.

De igual manera, durante su preparación para el bautismo con el Obispo Ambrosio, conoció los escritos de Pablo de Tarso, conocido como San Pablo; un antiguo Centurión romano venido al cristianismo.

Según los escritos de este santo, su decisión de convertirse al cristianismo, ocurrió cuando estando en la casa de un amigo, escuchó una voz infantil que le decía: “toma y lee”. En ese momento, tomó una Biblia y la abrió justo en una de las epístolas de San Pablo.

En esa carta se leía una especie de consejo: “nada de comilonas y borracheras, nada de lujurias y desenfrenos, nada de rivalidades y envidias. Revestíos más bien del Señor Jesucristo y no os preocupéis de la carne para satisfacer sus concupiscencias.

Formalmente, Agustín se convirtió al cristianismo, luego de su bautismo en el 385.

Obras

Su obra máxima se llama Confesiones, también encontramos La ciudad de dios, La utilidad de la fé, La inmortalidad del alma, La vida feliz, Soliloquios, La dialéctica, La dimensión del alma, entre otras.

En confesiones, Agustín de Hipona relata los pormenores de su vida homosexual y de cómo llegó a al cristianismo. Es una autobiografía expuesta en 13 libros compilados en un solo tomo.

Agustín falleció en Hipona en el 430.

0/5 (0 Reviews)

 

Dejar un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar